miércoles, 26 de noviembre de 2014

Aprender a pensar

Según el filósofo Robert Swart, "la escuela mata las ganas de aprender y de pensar". ¿Cuántas veces te pidieron que pensaras cuando eras estudiante? ¿El pensamiento está entre las habilidades que trabajas en clase? ¿Enseñamos a pensar?
No me refiero, por supuesto, a la memorización de datos, sino a saber formar juicios críticos, a ejercitar el pensamiento creativo, a resolver problemas y a tomar decisiones.
El hecho de poseer datos, información, no convierte automáticamente esos datos en conocimiento. Hay que trabajar las habilidades que permiten desarrollar el pensamiento crítico y creativo.
Esta excelente presentación de Carmen González (@flosflorum) me llevó a proponer a mis alumnos y alumnas de Literatura Universal, que son pocos pero valientes, una actividad para trabajar el razonamiento causal y, en la medida de lo posible, la escritura creativa.
Se trataba de que razonaran, tras leer Romeo y Julieta, sobre la responsabilidad y la culpabilidad. Les propuse dos preguntas: ¿quién es el culpable de la muerte de Romeo y Julieta? y ¿en qué nos basamos para determinar que alguien es responsable de algo?
Esta es la propuesta:
Y esta es su (fantástica) respuesta:

martes, 25 de noviembre de 2014

martes, 28 de octubre de 2014

¿Qué sabes de Romeo y Julieta? Usando redes


¿Qué imagen proyectan Romeo y Julieta en la cultura popular? ¿Has probado a escribir "Romeo y Julieta" en el buscador de Twitter? ¿Y #RomeoyJulieta?
¿Qué conclusión sacas de los tuits que has leído?
¿Qué pasa si escribimos "Romeo y Julieta" en Pinterest? ¿Qué tipo de imágenes vemos?
También podemos probar en You Tube. Podemos comprobar las películas, series, canciones, que llevan ese título o mencionan a los personajes.
Con toda esa información nos podemos hacer una idea de la imagen que ha trascendido de los famosos amantes a eso que llamamos "cultura popular".
Estos son algunos de los resultados de vuestras investigaciones:
 




domingo, 26 de octubre de 2014

El amor en los tiempos del Ébola (un Decamerón del s.XXI)

Al terminar de leer la obra, les propuse a los estudiantes de Literatura Universal de 2º de Bachillerato que recrearan los relatos de la Jornada VII del Decamerón trasladándolos a la actualidad. Es decir, un aggiornamento, para demostrar que las situaciones que plantea la obra y, en última instancia, el dilema moral que subyace, siguen vigentes.
Estos son los resultados. He disfrutado leyéndolos -que Boccaccio me perdone- más que con el original.